Mejor Artesano Florista

Una pasión renacentista

26 febrero, 2013 No hay comentarios

Hay en Florencia un jardín que, escondido tras el palacio Pitti, sigue siendo testigo vivo del estilo renacentista más puro. Al pasear por sus avenidas, entrar en sus laberintos y en sus grutas y encontrarse con sus numerosas esculturas, uno termina por ser arrastrado a una época donde la rivalidad entre las familias Pitti y Medicis fue capaz de recrear un espacio público a la medida del hombre, lleno de belleza y de sutileza. Los jardines de Bóboli se encuentran ubicados detrás del Palacio Pitti. Sus 45000 metros cuadrados los convierten en la mayor zona verde de Florencia.

 

La historia de amor

Cósimo i de Medicis, (Florencia, 12 de junio de 1519Castello, 21 de abril de 1574),Gran Duque de Toscana, había tomado el poder de la rica ciudad de Florencia en 1537 y convertido el antiguo Palacio de los Pitti en su residencia. Buscando una alianza con el rey de España, el emperador Carlos I, busca como esposa a la hija del virrey de Nápoles Don Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga, uno de los hombres más poderosos e influyentes de la península itálica, y nieta del segundo duque de Alba,

Leonor Alvarez de Toledo y Cosme i de Médicis contraen matrimonio en 1539. A pesar de haber comenzado como un matrimonio por conveniencia política y económica, el amor de Cosme y Leonor llegó a ser evidente. Y fue para ella para quien el duque mandó construir en 1550 este hermoso jardín. Un jardín para enamorarse, desde el que se pudiese admirar toda Florencia. Leonor, solo pudo disfrutar de sus jardines durante 12 años más. Murió de malaria en 1562. De los once hijos fruto del matrimonio, solamente Francisco, quien más tarde heredaría la corona como Francisco I de Medicis, sobrevivió.

Finalmente, Bóboli fue abierto al público en 1766. Son numerosas sus grutas, fuentes y pérgolas. Un pequeño lago sirve de auténtico refresco, mientras que sus cientos de estatuas de mármol jalonan espaciosos paseos o decoran íntimas glorietas. Si queréis recorrer los jardines completamente y sin prisa, deberéis dedicar al menos dos o tres horas.

Uno de los lugares más importantes del jardín es el antiguo anfiteatro. En su centro se encuentra un obelisco egipcio que fue llevado desde la Villa Médici en Roma. En este espacio se celebran muchos de los eventos culturales que siguen adornando la vida florentina contemporánea.

Dejar una respuesta